Crítica [In Mute] (Chaos Breeder)

Escrito por Víctor. Publicado en Críticas / Reseñas

 

Hoy os traigo una reseña recién sacada del horno y de rabiosa actualidad, porque os voy a hablar de "Chaos Breeder" el nuevo disco de [IN MUTE], y el primero con su nueva vocalista, Vanja Obscure, que sustituye a Estefanía García (más conocida como Steffi).

Sí, amigos y amigas , la ahora excantante de la banda Martyrium (de la que ya os he hablado en este canal), es ahora la encargada de meter la caña vocal a este grupo valenciano.
Bueno, como un cambio de cantante no es moco de pavo, yo ya esperaba algunos cambios... pero si os digo la verdad no tan significativos. Y ojo, no quiero decir con esto que son para peor (sencillamente, estamos no solo ante un intercambio en piezas en la voz, sino en el mismo estilo de la banda).
Porque resulta que se han incluido también nuevas líneas vocales de la mano del guitarra Mike La Riva, y la brutal guturalidad habitual del grupo se combina ahora con trozos más armoniosos (pero de esto voy a hablar después).

[IN MUTE] nació a mediados de 2003 y se caracteriza por ser el grupo de Metal más extremo y contundente con una cantante femenina, que existe en España.
Bien. ¿Qué nos ofrece este nuevo álbum?
Bueno, lo primero que salta a la vista es que el sonido es oportuno y pulido (de los mejores que han sacado hasta ahora), y todo está bien compactado y se complementa muy bien.
El nuevo disco es más machacón de lo que han estado haciendo hasta ahora y no hay tantas partes rápidas.
Este nuevo trabajo representa un nuevo sonido para la banda, como os decía: más directo, potente y sobre todo pegadizo (principalmente, por apostar por más melodía y no tantas disonancias).

La batería es aplastante (tanto en su sonido como en la composición), y se entiende en todo momento y da mucha contundencia a la propuesta.
El bajo ya sabéis que no suelo analizarlo mucho, porque es el puente entre batería y guitarras y no suele destacar. Pero en este disco puedes seguir lo que hace en todo momento sin que suene por encima, y eso se agradece.
Las guitarras están trabajadas y podrían sonar un pelín mejor, pero vamos, eso es cuestión de gustos y no hay nada que reprochar. Ahora se han vuelto más melódicas, pero sin llegar a perder la fuerza necesaria para que la propuesta siga siendo contundente.
Y la voz ya os lo he dicho antes: No ha sido cambiar una cantante por otra y mantenerlo todo igual, sino que ahora se incluyen partes melódicas. Por otro lado es lógico, porque si la parte instrumental es más melodiosa es lo que pide la composición.

En conclusión, este álbum a mi me ha gustado, pero me parece que va a decepcionar a algunos. Porque la visceralidad frenética que atrapaba a algunos fans se ha diluido, y un cambio de estilo siempre conlleva riesgos. No todo el mundo entiende que una banda tenga ansias de evolucionar y transformarse.
Cada cual tiene unos gustos y preferencias, así que está por ver si la nueva apuesta les resulta rentable. En lo personal les deseo toda la suerte del mundo.