Crítica Third Dim3nsion (Conspiracy Theory)

Escrito por Víctor. Publicado en Criticas

El segundo álbum de THIRD DIM3NSION titulado “Conspiracy Theory”, ha supuesto toda un sorpresa para mis oídos (y en más de un sentido).
Con respecto a su  primer trabajo “Where the Dragon Lies”, han ganado en madurez y son más completos y dinámicos. Como músicos han crecido, a la par que lo ha hecho su música.
Ellos hacen un power metal que rinde culto al Metal alemán que reinó a principios de los 90s. Así se definen, y eso es lo que hacen. ¡Vaya si lo hacen!

Primeramente, uno no puede más que deleitarse con esa voz cuyo timbre y composición de notas, hace recordar a los mejores momentos de Helloween en su “Keeper of the seven keys”. Con un registro que poco o nada tiene que envidiar al mismísimo Michael Kiske, Miguel Ángel Monzón hace un alarde de técnica y nivel compositivo, que no pasa inadvertido. Teniendo en cuenta la importancia de la voz en este género del Metal, podríamos decir que la piedra angular del grupo está bien cimentada.

Las guitarras de la mano de Sergio Vasco y Jorge Baeza son también notorias, y no escatiman en unos solos que, además de estar muy trabajados, encajan estupendamente. También su sonido es sobradamente satisfactorio; se acoplan bien con la voz, por lo que en definitiva, se disfrutan gozosamente.

Poco hay que decir en cuanto al bajo (pues es un instrumento que en principio, no suele destacar); pero si el acople con las guitarras es el adecuado, como me ha parecido en este álbum, pues otro punto más a favor del trabajo.

El papel que juegan los teclados es generalmente atmosférico. No se puede decir que tomen demasiado protagonismo, pero sí cumplen y acaban de rubricar un trabajo muy interesante.

Llegamos finalmente al aspecto más flojo de este álbum; La batería no suena demasiado bien. Y no es que Javier lo haga mal (al contrario), pero curre que, sencillamente, la batería no se acaba de acoplar; carece de empaque, y su sonido es bastante mejorable (quedando en evidencia, sobre todo  cuando está sola). Pasa por encima de todo lo demás y es una verdadera lástima, ya que su sonido desmerece un trabajo que en cuanto a ejecución, roza el sobresaliente.
Comparada con su álbum anterior “Where the Dragon Lies”, en mi humilde opinión ha empeorado en cuanto al sonido (sobe todo la caja). Este es un aspecto importante sobre el que habrá que mejorar en el futuro, ya que en todo lo demás, la propuesta se sostiene por méritos propios.
Pese a ello, este defecto queda paliado por el encaje de los demás instrumentos; y es que hay pocos grupos cuyos integrantes muestren tan buen dominio sobre sus herramientas, como este.